Servicios, redes, sociales: confusión de términos

Leí recién un post de Juan Freire bastante interesante. Habla sobre las archifamosas redes sociales en Internet.

Me gustó porque pone en cuestión algunas cosas que empezábamos a tomar como algo natural. Dice Freire en un párrafo que “la reciente popularización de los servicios de redes sociales (que podríamos definir como instrumentos tecnológicos para desarrollar redes sociales), en su mayor parte en la forma de empresas que operan en Internet, ha provocado una cierta confusión con el concepto de red social entendida como estructura organizativa y modelo social“.

Muchas veces me sorprendí a mí mismo reflexionando sobre esto, de lo que hablamos poco: redes sociales existieron en tanto existieron individuos viviendo en comunidad. Sin embargo, pareciera que las “redes sociales” como tales surgieron con Facebook o MySpace. Por eso Freire propone distinguir entre las redes sociales como tales de los servicios de redes sociales.

Y es que, creo yo, muchas veces la fascinación por el dispositivo oculta, con sus brillos, su utilidad real. Es como si olvidásemos, finalmente, que un iPhone sirve para hablar por teléfono. Sí, ya sé: y para varias cosas más y es más lindo que sólo un teléfono. Ése es el tema. De ahí surgen a veces algunas de las confusiones.

Facebook, MySpace, LinkedIn, Xing, Hi5, Orkut, Plaxo, Tagged y la lista sigue. Empresas y servicios que nacieron para ofrecernos facilidades que antes existían dispersas en el “mundo analógico”, y que hoy podemos “tener” digitalizadas, condensadas en una pantalla y operables con las teclas de una computadora: las diferentes maneras posibles de mantener nuestras relaciones sociales, mediatizadas y catalizadas en Internet, disimula que redes, y sociales, hubo siempre.

Pero, dice Freire,  “los servicios de redes sociales constituyen una simplificación y restricción de la diversidad de interacciones sociales. La tecnología no ha logrado, al menos hasta el momento, traducir completamente a código la compleja y diversa ‘gramática’ de las relaciones entre seres humanos“.

O sea: se simplifica la realidad de las relaciones humanas. Simplificación que, según él, adopta tres formas diferentes. Primero, los servicios de redes sociales uniformizan la información intercambiada con los mismos contactos. Segundo, la complejidad y diversidad de las relaciones en el mundo real no puede ser representada por las opciones que ofrecen estas plataformas. Tercero, no permiten sutilezas en las intenciones de relación (sólo existe “aceptar” o “rechazar”, por ejemplo).

Y lo que me pareció más sugestivo: “asumir lo que podríamos denominar un ‘modelo Facebook‘ como red social y espacio colaborativo limita considerablemente las opciones de creación e interacción, por lo que parecen más interesantes alternativas basados en  modelos distribuidos de tecnologías para redes sociales (combinación ‘a medida’ de herramientas de la web 2.0) que, por supuesto, requieren un nivel elevado de competencias digitales para poder gestionar estas herramientas y su integración“.

Todo parecería indicar que las redes sociales, como tales, quedarían mejor representadas por una compleja y “personalizada” dinámica basada en el uso de diversas herramientas de la web 2.0 por parte de cada individuo, que por lo que sean capaces de hacer plataformas como Facebook, por ejemplo.

Dejo acá el link para quien quiera leer el artículo completo. Es largo, pero vale la pena.

fuente: Tendencias Digitales – el blog de

La oportunidad en los servicios

Para mi existe una increíble oportunidad en revolucionar los servicios a través de Internet. En España, menos del 1% de los seguros se contratan a través de Internet. Algo similar pasa con las hipotecas y con muchos serviciios que, online, pueden mejorar de forma importante la experiencia de usuarios.

¿Porque no hay más y algunos proyectos de este sector se han quedado en el camino? La razón, por lo menos para mi, es que simplemente, han intentado pasar un modelo físico a Internet, sin intentar cambiarlo completamente como, en Internet, sería posible.

En estos días estoy viendo algún que otro contrato y, la verdad, si no fuera porque tenemos buenos abogados de nuestro lado, sería fácil firmar algo infirmable. Existe un hueco de mercado para lo que yo quisiera llamar “servicios claros”. En un contrato de seguros, sin casi texto, habría un gráfico diciendo lo que mi seguro cubre, otro explicando lo que no cubre y un sencillo firme aquí explicando las ventajas si no tengo accidentes -en el caso de un seguro de coches- o si estoy más de 5 años pagando o si consigo que más miembros de mi familia se aseguren con la misma compañía. Habría un sistema para explicar a mis familiares la ventajas de hacerse el seguro conmigo o a través mío y generaría un entorno de marketing viral idóneo para la promoción por Internet de los servicios que contrate.

Aunque España es más pequeña, tanto Inglaterra como Alemania y Francia tienen ya empresas que, sin ser tan claras como la que yo describo aquí, están consiguiendo vender por Internet seguros por valor de más de 20 millones de Euros. En España, una empresa similar, podría vender entre 4 y 8 millones de Euros y tendría un buen recorrido al alza.

¿Quién lo está haciendo o está a punto de hacerlo? ¿Que servicios creéis que son más adecuados para ofrecer en la Red.? ¿Donde véis una revolución en ciernes que yo no he descubierto todavía…..:-)?

fuente: infoman

El irresistible encanto de las redes sociales verticales

Más allá del increible fenómeno Tuenti, con miles de millones de páginas vistas al mes, fenómeno no tan replicable, en un mercado no suele ocurrir más de un caso de éxito tan arrollador. Personalmente le veo muchas posibilidades de proyección de futuro a las redes sociales verticales.

En, estas redes sociales verticales la implicación por parte de los usuarios es bastante mayor: la aportación de contenido se torna muchas veces muy personal porque conlleva ser el hobby de muchos de los usuarios que aportan el factor más importante de las webs 2.0, un contenido de calidad autogenerado por la comunidad. En una red social generalista tipo facebook, la principal función de los usuarios es ser voyeur, en una red de nicho como Moterus, sus usuarios están motivados para publicar sus propias rutas, es decir, contenido muy especializado y de muy alta calidad, aportando un gran valor.

En el entorno cercano que pueda estudiar fácilmente su modelo de trabajo, se encuentran Moterus.es, proyecto insignia de Vesne, empresa participada por Grupo ITnet, que está teniendo un éxito arrollador dentro de su nicho de mercado (Vesne junto con Yunu espero sean 2 de las invertidas por ITnet que mejores resultados reporte este próximo par de años) y la otra red social vertical más cercana es CinemaVIP de Bernardo Martínez, empresa incubada de Grupo DAD.

fuente: Emilio Marquez Blog